Chapultepec
Guía Turística

Momentos que recordarás toda tu vida

Blog  Cultura Día de Muertos

 |   Chapultepec Guía Turística

Día de Muertos

Su festejo es una tradición 100% mexicana. Se celebra el 1 y 2 de noviembre. El día 1ro. está dedicado al los "muertos chiquitos", es decir a aquellos que murieron de niños y el día 2 se dedica a recordar a los "muertos adultos", o sea a los que murieron siendo mayores de edad.

Antes de la llegada de los españoles, esta celebración se realizaba en el mes de agosto y coincidía con el final del ciclo agrícola del maíz, calabaza, garbanzo y frijol. Los productos cosechados de la tierra eran parte de la ofrenda.

Más que celebrar la muerte de los seres queridos, se celebra la continuidad de la vida después de la muerte.

La Ofrenda


El altar u ofrenda se coloca en una mesa con la comida y bebida favoritas de las personas que "se nos adelantaron" y que estamos recordando.

No pueden faltar en la ofrenda: Flores de Cempasúchil, veladoras, pan de muerto, agua o bebida favorita, frutas y las fotografías de los seres queridos. Algunos acostumbran colocar "calaveritas de azúcar" con el nombre del familiar o amigo en la frente.

Las flores de cempasúchil utilizadas normalmente en las ofrendas son de color naranja y su nombre significa en Nahuatl flor de 20 hojas.

El papel picado también es muy utilizado para adornar el altar.

El pan de muerto


El pan de muerto es un postre que nos permite vivir el duelo con alegría.

Aunque el propósito de su elaboración es el de ser parte de la ofrenda. En México lo disfrutamos varias semanas antes del 1 y 2 de noviembre.

Básicamente es un pan cuya forma representa el cráneo y los huesos de los difuntos.

Hay distintas variedades de pan de muerto. Las dos más comunes son las azucaradas y las de huevo con ajonjolí encima. En años recientes encontramos también panes rellenos de crema pastelera o nata.

Compartir  

Tus comentarios son muy importantes

111 vistas